lunes, 21 de julio de 2008

LA TRÀGICA HISTORIA DE AMOR DE MANOLETE (1)

Manolete marcó un antes y un después en el arte del toreo. Su estilo propio, vertical, toreando de frente y citando de perfil, fue seguido por todos los toreros posteriores.
Miles de mujeres habrían deseado que se fijara en ellas y cualquier otro lo habría aprovechado para ser un Don Juan. Pero él no. Su carácter reservado y serio le llevaba a alejarse de fiestas y la púrpura de la fama.
Él era muy familiar y siempre se rodeaba de su entorno de confianza: sus amigos, muchos de los cuales conformaban su cuadrilla, y su madre: la señora Angustias. Ella marcaría un influencia determinante en su vida, incluso en el terreno sentimental.
Una noche de 1943, en el madrileño bar Chicote, su amiga Pastora Imperio, le presentó a Manolete a una mujer que a la larga sería el único amor de su vida: Antoñita Bronchalo Lopesino, más conocida como Lupe Sino. Se daba la circunstancia de que esta belleza, de oceánicos ojos verdes, pelo moreno y ondulado y sonrisa perfecta era actriz. Este hecho, unido a la fama de despilfarradora y caza fortunas, hicieron que el entorno del torero jamás aprobara la relación que desde entonces emprenderían ambos. Y muy especialmente, doña Angustias.
Sin temor a equivocarnos, se puede decir que Lupe Sino era una de las mujeres más denostadas en la España de los años 40. Esto hacía muchísimo daño al diestro, un hombre muy apegado a los suyos, a sus amigos y a su familia, que sufría oyendo como su cuadrilla llamaba a su novia “la serpiente”. Él, que siempre había estado al lado de su madre, soportaba como podía el odio de ésta hacia el que era el único amor de su vida.
Porque Manolete, que lo tenía todo, sólo la quiso a ella.

3 comentarios:

Callejuelo dijo...

Ay Manolote, si no sabes torear pa que te metes.
Aparte de lo buen torero que fue, te comento que su antigua casa se conserva todavía en Córdoba entre grandes edificios en la avda. de la Victoria, actualmente es un restaurante. Tambén destacar que es uno de los califas que es el título que da el ayuntamiento a los grandes toreros cordobeses. El último fue Manuel Benitez y anteriores a Manolete: Guerrita, Lagartijo y Machaquito.

Marijolamejo dijo...

Tengo ganas de ver la peli ke han hecho de él el Adrian Brody y la Pé, sobre tó porque el novio de la Pataki se parece una jartá a él. Aunque a ver pa cuando, porque ya hace tiempo ke se rodó.

Un beso wapa

Juanela dijo...

Si, Juan ese titulo de CALIFA, si lo sabia, lo que no sabia es lo que su casa se conserva todavia, y que estilo tiene el restaurante, taurino???
Y con respecto a la pelicula, es verdad, cuando la veremos en el cine, tiene que ser una pelir de lo mas glamurosa!!!!!!
bss