martes, 12 de mayo de 2009

Romance de la Pena Negra

Las piquetas de los gallos
cavan buscando la aurora,
cuando por el monte oscuro
baja Soledad Montoya.
Cobre amarillo, su carne,
huele a caballo y a sombra.
Yunques ahumados sus pechos,
gimen canciones redondas.
Soledad, ¿por quién preguntas
sin compaña y a estas horas?
Pregunte por quien pregunte,
dime: ¿a ti qué se te importa?
Vengo a buscar lo que busco,
mi alegría y mi persona.
Soledad de mis pesares,
caballo que se desboca,
al fin encuentra la mar
y se lo tragan las olas.
No me recuerdes el mar,
que la pena negra,
brota en las tierras de aceituna
bajo el rumor de las hojas.
¡Soledad, qué pena tienes!
¡Qué pena tan lastimosa!
Lloras zumo de limón agrio
de espera y de boca.
¡Qué pena tan grande!
Corro mi casa como una loca,
mis dos trenzas por el suelo,
de la cocina a la alcoba.
¡Qué pena! Me estoy poniendo
de azabache carne y ropa.
¡Ay, mis camisas de hilo!
¡Ay, mis muslos de amapola!
Soledad: lava tu cuerpo
con agua de las alondras,
y deja tu corazón en paz,
Soledad Montoya.
Por abajo canta el río:
volante de cielo y hojas.
Con flores de calabaza,
la nueva luz se corona.
¡Oh pena de los gitanos!
Pena limpia y siempre sola.
¡Oh pena de cauce oculto
y madrugada remota!
Federico García Lorca.

3 comentarios:

Callejuelo dijo...

Hoy una de poemas, ¿que es del Romancero gitano?. No lo he leido pero dicen que es delo mejor de García Lorca

tauri dijo...

En medio de la alegria, hablamos de pena y de Lorca...Me gusta, buen aporte. Y para Callejuelo decirle que todo Lorca vale un buen rato de lectura, y como explicación de lo que significan estos versos, nada mejor que ésta reseña: "En esta composición se nos relata las consecuencias que sufre la gitana Soledad Montoya tras una espera trágica durante toda la noche. Estas consecuencias se pueden reducir en una sola: la Pena (con mayúscula). Esta Pena que siente la protagonista es el dolor de los gitanos. Según el propio Lorca: «En el Romancero Gitano hay un solo personaje, que es la Pena, que se filtra por el tuétano de los huesos». Pero al mismo tiempo, Soledad Montoya es una alegoría de la Pena: «La mujer en el cante jondo se llama Pena (...). En las coplas la Pena se hace carne, toma forma humana y se acusa con una línea definida. Es una muchacha morena que quiere y no quiere porque puede querer»". Espero que sirva de anotación al margen de tan bella entrada a este blog. Saludos desde Tauri.

Juanela dijo...

Sí Juan, es del Romancero Gitano, a mi la verdad, es q me encantan los 18 romances q componen la obra, a si que ya sabes te animo a que te los leas!!
Tauri, en blog es el segundo q publico, intentare publicar poco a poco los demas.
A mi, una de las cosas que mas me gusta de las obras de Lorca, son los simbolismos y las metaforas, muchos de estos representan a la muerte, como la luna, la sagre (tb segun en el contexto) en fin, que muchas de sus obras estan marcadas por lo trágico!!
Saludooos!!!